domingo, 23 de octubre de 2016

Compañera de viaje


Hace prácticamente nada que he llegado de viaje, un viaje de en total unos 600 km, un viaje por Cuenca, lugar que recomiendo y donde he estado genial, pero no vengo a hablaros del sitio, sino de la compañía.

Hace ya mucho tiempo que buscaba y necesitaba a alguien con quien compartir viaje, a alguien con quien disfrutar vistas y momentos que no sabes si se volverán a repetir y doy gracias a que a día de hoy lo he encontrado y he de decir que es mágica esa sensación de estar viajando y mirar a tu lado y ver y sentir la misma ilusión por conocer, o la misma satisfacción a la vuelta.
No me estoy refiriendo a tener necesariamente pareja como compañera de viaje, que en mi caso si es así, sino a alguien, una persona que te transmita lo mismo que tú transmites a la hora de conocer nuevos lugares, una persona que no le de pereza coger la maleta y vivir una nueva aventura, una persona que vaya contigo al fin del mundo si es necesario. Creo que es necesaria esa persona, totalmente necesaria  y por eso escribo esto. El mundo es menos malo, la vida es más feliz, todo cambia a tu alrededor, incluso el lugar que visitas parece más bonito porque la emoción que te aporta quien va a tu lado no te la va a dar ni el lugar más precioso del mundo. Siento no poder expresar esa sensación, pero creo que es inexplicable, es algo que agradezco un montón y que recomiendo a todo el mundo.

Si tuviera que poneros tarea para esta semana, sería exactamente lo que vengo  contándoos; salid a la calle, abrid una conversación, llamad por teléfono o cualquiera que sea el medio y buscad, buscad a esa persona que vais a saber qué vais a poder compartir una nueva experiencia, que os haga dudar dónde vas a estar el fin de semana que viene, que os haga sentir que  cada viaje va a ser especial.
Veía necesario esto porque para mí ha sido uno de los mejores viajes en mucho tiempo y si, es cierto, sin esa persona también hubiera estado genial, no lo niego, pero gracias a ella esa genialidad se ha vuelto incomparable a cómo podría haber sido el viaje sin ella.

La alegría que te aporta una persona con esa mentalidad de ganas de conocer mundo es indescriptible y ojalá que, en mi caso, siga años y años así, buen fin de semana y hasta la semana que viene.
-------------------------------------------------------------------------------------------------------------

Hasta aquí la entrada de hoy, no os olvidéis de comentar y de seguirme en twitter si lo deseáis y si queréis seguir viendo entradas así, de momento todos los domingos sobre esta hora. ¡Un saludo y hasta la próxima!

1 comentario:

  1. Tu compañera de viaje, hoy y siempre. Haces magia cuando escribes.
    Y.

    ResponderEliminar